CROSSFIT PARA FUERZAS Y CUERPOS DEL ESTADO

CrossFit para Bomberos

La lucha contra incendios exige un elevado nivel de respuestas físicas espontáneas. El éxito de las misiones depende de que el bombero sea capaz de poner en práctica determinadas capacidades físicas de manera rápida y competente, cuando a menudo están en juego vidas humanas.

Las tareas pueden incluir el traslado de material, cargar con otra persona, tirar abajo una pared, escalar un edificio, arrastrarse por un agujero, correr, dejarse caer con una cuerda, o cualquier combinación de ellas, habitualmente soportando el peso de alguna carga. Al fin y al cabo, se trata de poner en práctica una serie limitada de destrezas físicas, en una serie ilimitada de combinaciones aleatorias. Esa es exactamente la manera en la que CrossFit trabaja, y por eso los estímulos y adaptaciones que proporciona el programa de CrossFit resultan muy efectivos para el entrenamiento del personal dedicado a la lucha contra incendios.

A menudo, la adopción de CrossFit como programa de entrenamiento se efectúa en un principio a nivel individual por alguno de los bomberos. En unas pocas semanas, la mejora de su salud y los progresos en su estado de forma física, hacen que sus compañeros constaten los beneficios de seguir un programa de movimientos funcionales constantemente variados, ejecutados a elevados niveles de intensidad. El siguiente paso es la afiliación, o el entrenamiento en grupo con las instalaciones disponibles. Cada vez es más frecuente que parques de bomberos y departamentos enteros elijan CrossFit como programa de entrenamiento, siendo entonces la propia institución quien se encarga de proveer el material, las instalaciones y la adecuada formación, para que todo el personal reciba el mismo nivel de capacitación.

CrossFit para Militares

Un creciente número de militares en todo el mundo utiliza ya el método CrossFit como protocolo de entrenamiento habitual.

El Ejército, la Marina, o los Grupos de Operaciones Especiales, confían en el acondicionamiento físico que CrossFit proporciona para que sus tropas estén preparadas ante cualquier contingencia.
Los soldados, necesitan poseer un nivel de entrenamiento amplio, que debe incluir una gran capacidad aeróbica, fuerza muscular, resistencia, potencia, flexibilidad, y un peso corporal saludable.

Conseguir ese nivel de entrenamiento se convierte para ellos en un objetivo profesional, del que pueden depender sus vidas y las de otras personas. Los métodos de entrenamiento tradicionales no son adecuados para este tipo de personal, porque han sido diseñados para atletas y deportes concretos, y son programas demasiado especializados. Hasta ahora, las necesidades fisiológicas que requiere el trabajo de los militares, no habían sido analizadas ni con la misma atención ni con los mismos fondos que se han destinado a analizar las necesidades del deporte. Esto es precisamente lo que CrossFit ha logrado, y a ello se debe precisamente gran parte de su éxito entre los soldados profesionales.

CrossFit considera que un soldado, es un atleta profesional, y que sus necesidades de entrenamiento son iguales o incluso superiores a las de muchos deportistas de élite. Debe estar preparado para enfrentarse a desafíos conocidos y desconocidos, de muy diferentes modalidades. Por eso se plantea diseñar programas de entrenamiento adecuados para estos colectivos, adaptados a sus necesidades, y también a sus recursos.

CrossFit para Policías

CrossFit considera a los agentes de la ley como atletas profesionales. De hecho, la preparación física que requiere el trabajo de policía, que comprende tácticas defensivas, de arresto y de control, y que podemos denominar como “trabajo de combate”, es incluso superior a la preparación que requieren la mayoría de deportes Olímpicos.

Sin embargo, muy pocos cuerpos de policía ofrecen instrucción y entrenamiento institucionalizado a su personal una vez que han abandonado el periodo de formación en la Academia de Policía.

El análisis minucioso de las demandas del trabajo de combate converge en un Programa de Entrenamiento con las siguientes características:

  • Ejercicios de 20 minutos de duración, 3 veces por semana.
  • Instalaciones interiores.
  • Información y consultas a través de internet, donde se pueda encontrar:
    • Tecnología y protocolos del entrenamiento
    • Función de cada ejercicio
    • Descripciones y gráficos de los movimientos fundamentales
    • Clasificaciones y resultados ordenados por edad, edad, género, peso, cuerpo, departamento, etc., para poder establecer comparaciones, y un programa que permita plantear desafíos y competiciones.
    • Una interfaz atractiva, con gráficos y diagramas.
    • Un sistema que detecte puntos débiles en el perfil de capacidades físicas de un atleta.
    • Una librería sobre entrenamiento, nutrición y salud, seleccionada y administrada en dosis semanales manejables.
    • Un foro donde plantear logros, dudas e inquietudes.
    • Motivación para continuar con el entrenamiento en el tiempo libre de los policías.
    • Una base de datos del personal, con información sobre el ritmo cardiaco, la presión sanguínea, el nivel de colesterol, la grasa corporal, el perímetro corporal, etc.

Gracias a su sencillez, el modelo de entrenamiento de CrossFit ha sido aplicado con éxito en varios Cuerpos de Policía, sin que ello haya supuesto la realización de grandes inversiones ni a nivel presupuestario ni a nivel administrativo.